600 656 02 40

Destacado

Tipos y métodos de blanqueamiento dental

Tipos y métodos de blanqueamiento dental

Una linda sonrisa es muy necesaria en nuestra vida cotidiana, es mucho más fácil interactuar con gente amable que sonríe genuinamente, ya que nos dan la sensación de que están abiertos a la comunicación y son más amables con nosotros. Esto, aplica para todo tipo de comunicación ya sea amistosa, informal, conversaciones de trabajo, con vendedores de una tienda o con extraños con quienes nos encontramos a diario.

¿Qué pasa si por naturaleza no estás dotado de dientes blancos como la nieve?

No hay necesidad de desesperarse, porque la odontología moderna ofrece diferentes métodos para resolver este problema, como el blanqueamiento dental, que te ayudará a cambiar el tono del esmalte dental, haciéndolo más claro, fresco y atractivo. La elección del método de blanqueamiento debe abordarse de manera responsable, porque todos los métodos son diferentes entre sí y pueden dar resultados completamente diferentes. Si estás interesado en los métodos modernos de blanqueamiento dental, este artículo te interesará. Aquí veremos diferentes productos, descripción de los procedimientos de blanqueamiento, sus ventajas y desventajas. Aquí encontrarás respuestas a tus  preguntas y la mejor solución.

 

¿Cuáles son los beneficios del blanqueamiento dental?

El principal beneficio es más bien estético y de imagen personal.  Una linda sonrisa ayuda a mejorar la apariencia general, a sentirse cómodo y tener una sonrisa más luminosa.

 

El brillo del esmalte dental cambia mucho:

  • Tu sonrisa se vuelve más brillante y atractiva para quienes te rodean.
  • Te ves más joven, porque con la edad, los dientes pierden su tono natural y se vuelven más oscuros y opacos.
  • Te sientes seguro de ti mismo.

 

¿Qué afecta al tono?

Debes comprender que, por naturaleza, una persona no tiene dientes blancos impecables. Debajo del esmalte está la dentina, su verdadero color es el amarillo. El color del esmalte depende de su transparencia. Su color habitual puede variar de blanco grisáceo a blanco amarillento. Está influenciado por la predisposición genética y el estilo de vida. Los fumadores pueden tener dientes más oscuros a medida que desarrollan placa marrón en los dientes. Además, el esmalte se oscurece bajo la influencia de los tintes presentes en el café, té negro, vino, zumos de frutas y otros productos.

Para lograr dientes más blanco, muchos intentan resolver el problema sin la ayuda de un especialista, lo cual es un grave error.  Si desea saber la respuesta a la pregunta de si es seguro blanquear los dientes en casa, entonces nuestra respuesta es no, está lejos de ser siempre seguro. En primer lugar, no sabes en qué estado está tu esmalte, qué tan grueso es, si tiene microfisuras. En segundo lugar, no sabes cómo controlar adecuadamente el efecto de los agentes blanqueadores (estos pueden ser geles, pastas especiales con una composición especial, etc.), lo que significa que no puedes predecir qué tan efectivo será el método que elijas.

Algunas personas que realmente quieren ahorrar dinero, pero no saben cómo blanquear sus dientes, usan peróxido de hidrógeno. Esta no es la mejor opción, porque puede causarte un daño irreparable. Es mejor dedicar un tiempo, encontrar un buen especialista y averiguar cómo blanquear los dientes de forma adecuada, porque solo él te puede asesorar y ayudar con la elección.

 

Blanqueamiento dental: tipos y métodos.

Este procedimiento se puede hacer con 3 tipos de agentes blanqueadores: peróxido de hidrógeno, peróxido de carbamida o perborato de sodio.

El blanqueamiento es un proceso químico donde se rompen los cromóforos largos (agentes que causan tinción). De esta forma, se absorve luz y se genera el cambio de color. Es decir, se produce un cambio químico en el esmalte, eliminando tinciones. 

Todo tipo de blanqueamiento debe ser utilizado previo diagnóstico de un dentista.

 

Blanqueamiento en consulta.

Es el método más utilizado. El dentista aísla los dientes, protege las encías con protector gingival  para que los tejidos blandos no se dañen en el proceso y aplica el gel blanqueador de alta concentración de forma uniforme sobre el esmalte de los dientes. El dentista está pendiente durante todo el proceso de las sensaciones del paciente para evitar sensibilidad. Este proceso dura 45 minutos aproximadamente y se ven cambios de forma inmediata. Depende del nivel de tinciones la cantidad de sesiones necesarias, las que habitualmente varían entre 1 y 3.

 

Blanqueamiento en cubetas

Este tipo de blanqueamiento se realiza en la casa bajo las instrucciones y supervisión del dentista. El dentista toma un molde de los dientes del paciente para confeccionar una placa bien fina y blanda, la cual en la casa se rellena con el gel blanqueador de un menor nivel de concentración que el blanqueamiento que se hace en la consulta. Esto se debe usar entre 6 y 8 horas diarias, se recomienda en la noche mientras dormimos. A los 7 días se comienzan a ver cambios y el proceso dura 1 mes aproximadamente.

 

Blanqueamiento intracoronario

Este método se puede ofrecer si el diente está muy ennegrecido después de un  tratamiento de endodoncia (tratamiento de conducto). Es un blanqueamiento interno del diente. El dentista luego de asegurar el correcto estado del tratamiento endodóntico prepara el diente, accede al espacio cameral y  aplica un agente blanqueador. La duración de este tipo de blanqueamiento y número de sesiones depende de las necesidades de cada paciente.

Si estás pensando en la mejor forma de blanquear tus dientes, primero apúntate a una consulta con un especialista. Deja de soñar con una sonrisa deslumbrante, ¡es hora de actuar!

Posts relacionados
¿Cómo cuidar tus brackets?

Durante el tratamiento Si has comenzado recientemente con tu tratamiento de ortodoncia, es normal que sientas un poco de incomodidad los primeros días y sucede principalmente por el cambio que se producirán en tus dientes y el proceso de adaptación que deberás vivir. Si tienes una buena disposición de cuidar ...

¿Cómo cuidar tus brackets?

Durante el tratamiento

Si has comenzado recientemente con tu tratamiento de ortodoncia, es normal que sientas un poco de incomodidad los primeros días y sucede principalmente por el cambio que se producirán en tus dientes y el proceso de adaptación que deberás vivir.

Si tienes una buena disposición de cuidar tus brackets, no deberías tener mayor problema pero debes tener presente algunas recomendaciones: 

  1. La sensibilidad en tus dientes será algo “normal” ya que como te comentamos, estará en un proceso de adaptación en el cual deberás esperar algunos días, pero será solo una sensación transitoria. También aparecerán algunas llagas bucales debido al roce de los brackets con tu boca, las cuales a los pocos días desaparecerán.
  2. Cuida tu higiene bucal, debes tener en cuenta principalmente con las orillas de tus brackets cuando se unen con tus dientes. Siempre debes tener un buen cepillado, con o sin brackets, pero con ellos debes ser más exhaustivo aún (entre 3 a 5 minutos) ya que será normal que luego aparezcan algunos residuos de comida si no lo haces correctamente. 
  3. Con respecto a tu alimentación, no debería cambiar mucho, pero sí te recomendamos a que tengas un poco de precaución con algunos que sea más duros o que se puedan pegar en tus brackets, ya que luego será más difícil de remover. 
  4. Usa bien tus elásticos, ya que algunas veces son necesarios para reforzar el tratamiento y corregir la mordida de tus dientes. Tu ortodoncista te explicará cómo deben ir correctamente.
  5. Utiliza tu cepillo interdental, ya que será tu mejor amigo para remover todos esos residuos que puedan quedar entre medio de tus dientes, reemplazando al hilo dental.
  6. Divide tu cepillado en 4 secciones: izquierda, derecha, arriba y abajo. Determina secciones puntuales para que te asegures de que quede todo bien limpio.
  7. No olvides ir a tus citas de ortodoncia, serán importantes al momento de poder chequear tu tratamiento y/o cambiar tus ligaduras. No retrases tu sesiones, así lograrás que  el tratamiento sea realizado con éxito. 
  8. No aprietes muchos tus dientes ya que podrías para a llevar tus brackets. Si sigues haciéndolo con frecuencia pregunta a tu ortodoncista si debes utilizar algún tipo de protector.
  9. Si llegas a presentar alguna urgencia, no dudes en acudir a realizar una revisión. Puede que pasen a llevar alguna parte de tu boca o se despliega alguna pieza de tu bracket.

Recuerda siempre tener en tu kit de limpieza un cepillo de ortodoncia, cepillo de ortodoncia, cepillo interproximal y una buena pasta de dientes con Flúor.

Si eres exhaustivo con los puntos mencionados, no deberías tener problemas para llevar tu tratamiento de ortodoncia y hacerlo más llevadero.

 

Después del tratamiento

Luego de haber terminado tu tratamiento, debes comenzar una fase igual de importante que la primera, ya que debes utilizar retenedores y si no son ocupados correctamente, todo el avance que has tenido con tus brackets, no servirá y retrocederas en tu proceso.

En Clínica Santa Blanca te ayudamos con que puedas realizar un óptimo tratamiento, contando con un estudio de Ortodoncia previo. De mano con ello, debes cuidar la mantención de dichos retenedores, para alargar su vida útil. 

Ante cualquier otra duda no dudes en visitarnos. 

https://www.clinicaferrusbratos.com/ortodoncia/8-consejos-cuidar-boca/

https://ortodonciafernandez.cl/como-cuidar-tus-dientes-con-brackets/

https://es.wikihow.com/limpiar-tus-dientes-teniendo-brackets

Posts relacionados
Tipos y métodos de blanqueamiento dental

Tipos y métodos de blanqueamiento dental Una linda sonrisa es muy necesaria en nuestra vida cotidiana, es mucho más fácil interactuar con gente amable que sonríe genuinamente, ya que nos dan la sensación de que están abiertos a la comunicación y son más amables con nosotros. Esto, aplica para todo ...